Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Funkypet Magazine | July 20, 2017

Scroll to top

Top

No Comments

Arthur, un equipo de aventureros suecos y la selva ecuatoriana

Arthur, un equipo de aventureros suecos y la selva ecuatoriana

Muchas veces decimos que hay historias que no tienen nada que envidiar al mejor de los guiones de Hollywood. La historia de Arthur es una de ellas. Una historia llena de valentía, humanidad y espíritu de superación.

La historia se remonta a la última edición de la Adventure Racing (AR) World Series,disputada el pasado mes de noviembre, una competición que reúne a los mejores atletas en carreras de aventuras del planeta.
Mientras un equipo sueco se encontraba realizando la carrera apareció un hambriento perro durante el tramo que recorrían por la selva de Ecuador. Los miembros del equipo, al ver las condiciones en las que se encontraba el perro, decidieron darle un poco de su comida, la cual fue engullida en 2 segundos.
Cuando los participantes suecos quisieron continuar con su trayecto se percataron que aquel perro no se separaba de ellos.
Y fue entonces cuando empezó para ellos una nueva aventura; una aventura junto a un nuevo miembro, Arthur (así nombraron al perro) quien se unió al equipo sueco para recorrer los 690 kilómetros que quedaban de la Adventure Racing World Championship.
Desde ese momento el equipo pasó de tener 4 miembros a tener 5. Las condiciones del recorrido eran extremas pero Arthur se resistía a abandonar a sus nuevos compañeros de viaje.

Durante el trayecto, humanos y perro escalaron montañas, hicieron trekking, montaron en bicicleta, anduvieron entre barro pero el obstáculo más difícil llegó cuando tuvieron que cruzar un río en kayac. Ante esta situación el equipo intentó dejar a Arthur en la orilla pero éste decidió no querer quedarse solo. Por ello se echó al agua y cruzó parte del río nadando a su lado. Ante esta situación, el equipo sueco decidió subir al perro a su pequeña embarcación y continuar juntos el recorrido hasta llegar a la meta.

Una vez acabada la competición, Mikel Lindor, uno de los atletas, decidió adoptar al peludo. Según un informe del Daily Mail, Arthur debió superar una gran cantidad de exámenes antes de poder subirse al avión. Cuando aterrizó en su nuevo país, Arthur tuvo que permanecer en un centro de aislamiento en Suecia en el que se comprobó cuál era su estado de salud y si existía algún tipo de peligro para él y para Mikel.
En propias palabras de Mikel: “Vine a Ecuador para ganar un campeonato del mundo. En lugar de eso, ahora tengo un nuevo amigo”.
En Ecuador los amantes de las mascotas se han volcado con esta historia y lo han definido como un símbolo de los perros callejeros. Sin duda alguna, ¡Arthur se ha ganado a pulso su nueva vida!

Submit a Comment