Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Funkypet Magazine | December 14, 2018

Scroll to top

Top

No Comments

Falsos Mitos Perrunos

Falsos Mitos Perrunos
Confundir la forma que tiene de comunicarse nuestro perro con nosotros es algo muy habitual. Tanto es así que muchos errores en nuestras “conversaciones perrunas” se han convertido en mitos de los cuales no logramos desvincularnos hasta que alguien nos los explica y logramos entenderlos.

Para conseguir una excelente comunicación con otros seres (ya sean humanos o no), los perros utilizan las conocidas como señales de calma. Ellos siempre van a evitar problemas y/o conflictos, por lo que estas señales les sirven para calmar a la otra parte e incluso a ellos mismos.
La falta de conocimiento de esta forma de comunicación hace que muchas veces se creen mitos que empeoran nuestra convivencia.

1. El bostezo y el cansancio son un gran mito en el mundo canino. ¿Os habéis fijado como cuando entra un desconocido en casa o sucede algo inesperado nuestro perro bosteza? La mayoría de la gente piensa que el animal está cansado y tiene sueño, pero en realidad el perro nos está mostrando una de las señales de calma más habituales. El perro nos está indicando que esa situación o persona nueva le produce estrés. El bostezo consigue rebajar su presión arterial por lo que es capaz de liberar esa tensión. Es muy habitual ver bostezar a los perros en las consultas veterinarias. Estos bostezos suelen ser más repetitivos. Olvidaos de pensar que el pobre está cansado del trayecto: los nervios le están haciendo pasar un mal momento y nos lo está indicando.

2. Qué alegría nos da ver cuando llegamos a casa de un amigo y su perrito (al que apenas conocemos) nos da la patita ¿verdad? El perro nos está mostrando otra señal de calma para indicarnos que no quiere ningún tipo de conflicto.
Esta acción es muy distinta a la de pedir que nos dé la patita un perrito que ha sido educado para ello, pero hasta ese perrito educado realizará esa señal de manera espontánea cuando esté incómodo por algo.

3.Comer hierba es otra forma que tienen los perros de comunicarnos algo más de lo que muchas veces pensamos. Es verdad que esto es muchas veces así: comen hierba para aliviar dolencias gastrointestinales pero no es la única causa.
El mito de “come hierba para purgarse” se ha ido cayendo poco a poco cuando nos hemos ido dando cuenta de que esa acción también indica aburrimiento o estrés.
Muchos perros, cuando salen a la calle, empiezan a comer hierba de manera compulsiva, ¿qué solemos hacer nosotros? Prestarles esa atención que, en realidad, nos están reclamando.
La falta de estimulación mental hace que nuestro perro realice acciones para pedirnos atención y comer hierba es una de ellas. Los perros que no salen mucho, por no decir casi nada, y cuando lo hacen se lanzan como locos a comer hierba, nos están indicando que sus niveles de estrés son muy elevados.

4. Las señales de calma que os hemos explicado, siempre o casi siempre, van acompañadas de otras, como por ejemplo, lamerse el hocico, girar la cabeza, etc.

Por Nuria Sánchez-Escribano
info@donacan.com

Submit a Comment