Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Funkypet Magazine | May 26, 2019

Scroll to top

Top

No Comments

Falsos Mitos

Falsos Mitos
¿Realidad o mito? Muchas veces los que nos dedicamos a este mundillo de manera profesional nos encontramos con afirmaciones que nos preguntamos cómo pueden estar “vivas” en nuestros días. El paso de tiempo y los avances de la ciencia van cambiando nuestra mentalidad, pero ciertos mitos caninos perduran con los años, lo que hace que algunas personas hagan verdaderas barbaridades con sus perros.

1. Un claro ejemplo es ese “simpático” mito que asegura que un perro gordito es un perro sano.
Al igual que sucede con nosotros, un perro con exceso de peso puede tener muchos problemas de corazón, en las articulaciones, etc. El sobrepeso no indica salud. A este mito podemos unir el de comer huesos. Los huesos no son una buena alimentación para nuestros perros. Les pueden gustar por el olor a carne que desprenden o por convertirse en un juguete para morder y entretenerse que les dura bastante tiempo, pero no son la dieta perfecta porque muchas veces suponen un verdadero peligro: atragantamientos o astillas (en caso de huesos pequeños o cocidos)

2. Si pensamos en las perras, uno de los grandes mitos que existen sobre ellas y que se escucha a diario es el que dice que necesitan ser madres, al menos, una vez en su vida. Las hembras no tienen mejor calidad de vida ni mejoran su carácter solo por el hecho de tener una camada. Otro mito relacionado con las perras es el del embarazo psicológico.
Este trastorno surge en las hembras por un problema fisiológico y no psicológico como muchos piensan. Se produce por un trastorno ovárico relacionado con los lúteos. Estos cuerpos mantienen la producción de progesterona durante semanas y semanas, lo que hace que la perra tenga claros síntomas de estar preñada como, por ejemplo, seguir produciendo leche.

3. Respecto a los PPP (Perros Potencialmente Peligrosos), los mitos son muchos y muy variados. Uno de ellos es el que afirma que los PitBull son agresivos por naturaleza. Es la naturaleza humana lo que les convierte en perros más o menos agresivos. Está claro que este tipo de perros, por su fuerza física y forma de la boca, cuando realizan un ataque, este es mucho más severo que el que puede realizar otro perro del mismo tamaño.

4. La visión de los perros es otro tema que puede crear mucha incertidumbre. ¿Ven en blanco y negro como muchos aseguran? No es que vean en blanco y negro exactamente. Tienen una amplia gama cromática de grises pero distinguen, por ejemplo, el color azul. En este campo de la visión, también nos encontramos con las cataratas y el dulce.
Uno de los problemas que padecen los perros con diabetes es la ceguera. No obstante, dicha diabetes se produce por problemas metabólicos del animal, no por los dulces en sí, pero con esto no queremos decir que debamos darles dulces.

5. “¡Sabe perfectamente lo que ha hecho! Mira cómo me está mirando…” ¿Cuántas veces hemos dicho eso cuando hemos llegado a casa y el perro ha hecho algo malo? En realidad él te está mirando así por tu comportamiento agresivo o chillón. Si ha hecho algo malo y no le hemos visto, no nos sirve de nada castigarle o regañarle, el perro no se acuerda y lo único que hacemos es dañar su confianza en nosotros.

Escrito por Nuria Sánchez- Escribano de DonaCan

Submit a Comment