Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Funkypet Magazine | November 22, 2019

Scroll to top

Top

No Comments

FunkyPetMagazine: Terapias alternativas para mascotas

FunkyPetMagazine: Terapias alternativas para mascotas

Igual que para los humanos hay otras alternativas a la medicina convencional, para las mascotas también existen las terapias alternativas.
Ana Martin, veterinaria homeópata, nos explica más sobre éstas terapias en animales:

La homeopatía y la acupuntura son dos de las terapias naturales más importantes para el tratamiento de nuestros animales.
Son técnicas que tratan al paciente desde la causa de la enfermedad, buscando el motivo de desequilibrio para poderlo restablecer.
En los dos casos se pueden tratar tanto procesos agudos como crónicos sin producir efectos secundarios en el animal. Puede usarse también como medicina preventiva, animales de trabajo, reproductores, sometidos a estrés, a desgaste físico, animales ancianos…. En los dos casos se necesita una colaboración estrecha del propietario o responsable del animal.

LA HOMEOPATÍA

La homeopatía fue creada entre 1790 y 1843 por un médico y químico llamado Samuel Hahnemann. Está basada en la teoría de los semejantes. Curar con el similar, no con el contrario. Homeopatía proviene del Griego homoios (semejante) y phatos(enfermedad): semejante a la enfermedad.
En el caso de la homeopatía se deben tener en cuenta muchos detalles del paciente tanto físicos como mentales para poder hacer un buen tratamiento. Hemos de modalizar los síntomas, tenemos que saber cuándo y en qué circunstancias el animal empeora o mejora ( humedad, temperatura, franja horaria, periodiocidades de los brotes…) Esto es lo que llamamos síntomas generales.
Los síntomas mentales son muy importantes pues nos dicen como es el paciente, su forma de ser (nervioso, tranquilo, cariñoso, independiente, sociable, introvertido, miedoso, atrevido, dominante, sumiso…..)
Los síntomas físicos o locales son los que nos hablan del órgano o sistema afectado, (piel, articulación, ojo, oído… ) y, a ser posible, también hay que modalizarla: por ejemplo, en
el caso de una diarrea hay que saber el color, consistencia, frecuencia, si hay sangre, materia no digerida, si es mucosa, explosiva…. y así con cada uno de los síntomas, cuanto más
modalizados estén, mejor para el homeópata.
El veterinario, una vez recopilada toda la información, repertoriza todos los datos y busca el remedio que más se ajuste a todos los aspectos del animal para encontrar lo que llamamos
“medicamento de fondo” y con él restablecemos en lo posible el equilibrio y, por tanto, la salud, sin perjudicarlo.

LA ACUPUNTURA

La acupuntura es una de las grandes ramas de la Medicina Veterinaria Tradicional China. Su práctica se lleva haciendo más de 3000 años. Su técnica se basa en el estímulo mediante la inserción de agujas en distintos puntos del cuerpo para recuperar el equilibrio energético del animal y así restablecer el estado de salud o bienestar.
La acupuntura, al igual que la homeopatía, también es una técnica que trata al individuo y no la enfermedad, con lo que hay que individualizar cada caso, pero no se precisan tantos detalles como en la anterior, el veterinario, observando y palpando, puede obtener la mayoría de la información que necesita para el tratamiento. La acupuntura necesita de sesiones presenciales (inserción de agujas) semanales, que luego se pueden espaciar.
La acupuntura tiene muy buenos resultados en problemas osteoarticulares, neurológicos, así como en medicina interna, preventiva y de mantenimiento.
Las dos técnicas se pueden usar a la vez, no interfieren la una con la otra, ya que en los dos casos tratan al animal de forma holística, buscan armonizar teniendo en cuenta el conjunto y no la parte.

Submit a Comment