Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Funkypet Magazine | May 26, 2019

Scroll to top

Top

No Comments

¡Ojo con los ojos!

¡Ojo con los ojos!

Dicen que los ojos son el espejo del alma, en el caso de los perros, quizá incluso son más que eso. A través de su mirada nos transmiten emociones, nos “hablan”.
Una correcta higiene ocular será imprescindible para evitar algunos problemas oculares y, por tanto, ayudar a su bienestar y a su calidad de vida. Existen diferentes causas que pueden crear algún tipo de problema o patología en los ojos del perro, desde causas externas como el polen, el polvo.. etc, a causas degenerativas o genéticas.
Veamos algunas de las patologías oculares más comunes en perro y gatos:
Conjuntivitis:
Es una inflamación o infección de la conjuntiva que produce el enrojecimiento de uno o ambos ojos y en algunos casos edema, generalmente está presente una secreción que puede variar desde serosa – transparente, hasta purulenta (color blanco/amarillo o verdosa). Las causas de conjuntivitis son varias: bacterias, virus, hongos, alergias, también se presenta asociada a ciertas enfermedades como el moquillo canino, complejo respiratorio en los felinos, enfermedades dermatológicas autoinmunes, queratoconjuntivitis seca y a factores irritativos.
Ojo seco (queratoconjuntivitis seca):
Es la falta o insuficiencia de la producción de lágrimas. A veces, esto puede ser congénito en cuyo caso a menudo es muy grave. Los Pug, Lhasa Apso, Shih Tzu son algunas de las razas que pueden nacer con los ojos secos.
Cataratas:
Las cataratas es la opacidad de la lente. Cuando son hereditarias pueden aparecer con frecuencia en perros jóvenes. También hay cataratas de aparición tardía que no se manifiesta hasta la mediana edad o cuando son mayores. Pueden desarrollarse debido a un defecto hereditario, inflamación, trauma, diabetes, o las degeneraciones de la retina.
Ojo color Cereza:
Es el término utilizado para referirse al prolapso canino de la glándula nictitante, una enfermedad ocular frecuente en diferentes razas de perro (como el bulldog) dónde la glándula del tercer párpado se hace visible. Debe corregirse a través de la cirugía.
Úlcera de córnea:
Es otra afección muy frecuente debida a infecciones, agentes traumáticos, cáusticos o asociada a la queratoconjuntivitis seca.
Glaucoma:
El glaucoma es el aumento de la presión intraocular que produce rápidamente degeneración del nervio óptico y la retina. Es una de las causas más comunes de ceguera irreversible en caninos adultos.
Todas estas patologías oculares deben estar supervisadas por un veterinario, que nos asesorará sobre cómo tratarlas.

¿Qué podemos hacer para mantener la salud ocular de un perro sano?
Mantener aseados sus ojos con toallitas o gasas humedecidas en soluciones especiales para ello. Es recomendable hacerlo diariamente, ya que están en constante contacto con el suelo, el polvo.. etc..
– En los casos de perros con arrugas (sharpei, bulldog, carlino, mastin napolitano etc..) usaremos la misma técnica de la toallita humedecida en solución específica, para limpiar las arrugas y pliegues de la cara, ya que también son fuente de bacterias y de posteriores problemas si no se asean bien.
– En el caso de perros con abundante pelo, mantener despejada y bien recortada la zona de los lagrimales, así como procurar que siempre mantengan las pestañas, ya que son un método de protección natural para sus ojos.
Actuar ante cualquier signo de alerta, como los ojos entrecerrados, enrojecidos o cuando el perro intenta rascarse los ojos con las patas.

¿Cómo le limpio los ojos a mi perro?
Busca un lugar tranquilo y acaríciale la cara con las toallitas, poco a poco vete acercando a la zona, con seguridad y firmeza.
Arrastra la suciedad de los lagrimales hacia abajo.
Recompénsalo por estar quieto y “soportar” la sesión de higiene con una chuche o una buena dosis de juego.

Submit a Comment