Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Funkypet Magazine | October 23, 2019

Scroll to top

Top

No Comments

PateaMenorca Cala’n Porter Cala Llucalari

PateaMenorca Cala’n Porter Cala Llucalari
  • On 11, Feb 2014

 

Buenos días por la mañana, estamos preparados para empezar a patear??

Hoy nos vamos a ir a Cala’n Porter (ya sabéis, por la carretera de Maó a Sant Climent) y desde allí cojeremos el Camí de Cavalls hacia Llucalari, justo al fondo de la playa, donde desemboca el torrente que va desde “Els Plans de Alaior” hasta la punta del “Morro Esclafat”.

El sur menorquín está lleno de barrancos, unos 40, todos ellos llenos de contrastes entre sus planicies soleadas, llenas de vegetación y fauna, y las zonas sombrías de sus acantilados. Algunos de estos huertos aún dan frutas y verduras a los menorquines, pero otros están totalmente abandonados. Precisamente el Barranco de Cala’n Porter es uno de los más cuidados que yo he visto.

Empezamos recorriendo el sendero de “Sa Torre Nova” que transcurre por el interior del barranco de  Cala’n Porter y aunque, la subida se las trae, hemos disfrutado muchísimo con las vistas. El barranco ocupa el 75% de las áreas protegidas del ANEI Me-11. Durante el recorrido nos podemos encontrar con la serpiente blanca, la tortuga y la marta y en el barranco, además de serpientes, podemos encontrar tortugas de agua y ranas. En los acantilados se pueden ver especies de aves rapaces como el “xóric”, el “falcó”, la “miloca” y el Milà”, no os lo podéis perder si nos visitáis algún día.

Ya sobrepasada la zona del barranco de Cala’n Porter nos adentramos en terrenos típicos del campo menorquín, a mayor altura, vemos eras abandonadas, paredes de piedra, vacas y disfrutamos de las vistas del mar espectaculares, que alcanzan hasta la vecina isla de Mallorca.

El Camí de Cavalls continua hasta “l’Atalaia de Ses Penyes”, una torre de vigía costera del siglo XVII. Si nos desviamos 2 km en dirección norte podríamos volver a visitar el poblado Pretalaiótico de Torre d’en Galmés, uno de los más grandes de las islas Baleares y uno de los centros neurálgicos de la cultura prehistórica y que tampoco te puedes perder si visitas la isla. De hecho Menorca cuenta con más de 2.000 monumentos y yacimientos árabes, paleocristianos, romanos y sobretodo prehistóricos, por lo que ya se han iniciado los trámites para que sea declarada Patrimonio de la Humanidad. Y es precisamente en este camino hacia la Torre d’en Gaumés donde por fin hemos visto una serpiente blanca. Debo admitir que a mi me ha salido la vena cazadora y me he puesto histérico, pero papi me ha agarrado bien fuerte y mami la ha cojido con un palito (en plan Frank de la jungla) y hasta la hemos podido fotografiar!!

Cala Llucalari se encuentra entre el cabo de “Ses Penyes” y la cueva de “Sa Calç”. La cala está flanqueada por enormes acantilados donde suelen verse personas practicando escalada. No es mucho más que un entrante del mar, normalmente lleno de algas, pero con un encanto especial, repleta de piedras redondeadas (macs) de color blanco.

Solo una vez  he visto arena en esta playa, por cierto, era fina y blanca, como la de las playas de los alrededores, y pude darme un bañito, ya que normalmente el agua está muy removida y entre las rocas y las algas es muy difícil nadar en ella.

Palabrita de Tra

 

 

Submit a Comment