Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Funkypet Magazine | March 26, 2019

Scroll to top

Top

comportamiento

The Nay’s Rules: Tango y Noah, la confianza y el vínculo

2 noviembre, 2015 | funkypetmagazine

“Establecer un vínculo de confianza es prácticamente tan importante como poner normas y límites. Un perro que establece un vínculo afectivo con el humano, basado en el respeto y la confianza, es mucho más fácil de llevar y educar”

Los perros son una especie gregaria que, en sus orígenes (o en libertad), vivirían en manada con sus otros congéneres, creandoentre ellos un orden jerárquico.
Al convivir con los humanos, esta jerarquía muchas veces no está bien definida, ya que, por desconocimiento sobre la etología de los canes, no siempre se sabe establecer una relación sana y equilibrada.
Sea como fuere, lo que está claro es que para ganarnos la confianza y el respeto de nuestros amigos peludos, es muy importante ser humanos seguros, firmes y justos.

Decidir compartir la vida con un perro conlleva más compromiso del que pueda parecer a primera vista. Es nuestra responsabilidad proveerle de todo aquello que necesite para tener una vida equilibrada y sana, y no me refiero solo a la comida y a un techo. Un perro necesita hacer cosas de perro, y necesita crear un vínculo con quien vaya a tratar con él, la confianza es muy importante para que el perro acuda a tu llamada cuando no va atado, para que siga tus órdenes, para establecer una armonía entre ambos… y, por lo tanto, que el perro pueda disfrutar de una vida feliz en una sociedad de humanos.

Por desgracia hay perros que han tenido que vivir el infierno de la indiferencia… incluso del maltrato. A estos perros se les ha negado el vínculo, la confianza, y no han tenido un referente, un líder seguro y justo, que les haya guiado en su comportamiento y socialización.

Conocimos a Noa y a Tango, dos Gran Danés, tan grandes como nobles, que son un maravilloso ejemplo de cómo a través del vínculo y la confianza se puede rehabilitar un perro.

Noa y Tango tienen historias diferentes, sin embargo convergen en un mismo punto: fueron adoptados por humanos que tuvieron la capacidad de crear un vínculo afectivo con ellos y devolverles, sobretodo en el caso de Tango, la confianza en las personas y en el entorno.
Para rehabilitar un perro con miedo que ha sido víctima del maltrato o de la indiferencia, deberemos trabajar el vínculo y la confianza, y posteriormente, podremos guiarles para que confíen en el entorno y en las demás personas. Las mismas recomendaciones son aplicables a cualquier relación humano-perro que busque una relación armoniosa y equilibrada.

Aquí van algunos consejos:

1. DALE SU ESPACIO
Los perros que tienen miedo necesitan procesar lentamente que algo cambia en el entorno. Debemos darles su tiempo y espacio para que procesen que la situación ha cambiado, que se
acostumbren a nuevos espacios, nuevos olores, nuevas voces. Respetando su espacio, así como su descanso, también creamos vínculo.

2. MASAJÉALO
Es muy recomendable tener unos minutos al día para dedicarlos a masajear al perro. Esta forma de contacto físico, agradable y tranquilo, nos permitirá que el perro se acostumbre a que se le toquen todas las partes del cuerpo, patas, lomo, cabeza, barriga, orejas, etc. y que no reaccione mal ante el contacto físico, lo cual será de gran ayuda a la hora de llevarlo a la peluquería o de asearlo nosotros mismos. Además, creará un vínculo de confianza entre vosotros. Saber llevar a nuestro perro a la calma es una gran herramienta para la convivencia entre ambos

3. ESTABLECE TUS LÍMITES PERSONALES
Enséñale cómo eres, lo que te gusta y lo que no, sólo así, como en cualquier amistad, él podrá saber cómo tú te sientes bien. De las misma manera, tómate tu tiempo para conocerle, cada perro tiene su propia personalidad, así tú también podrás respetarlo y conocer sus habilidades y gustos.

4.PRÉMIALO
Enséñale trucos, a jugar con la pelota, a sentarse, quedarse quieto, etc.. y prémiale por ello. Todo esto serán herramientas para tu convivencia con él. Establecer el vínculo a través del juego es muy efectivo.

5.SOCIALÍZALO
Un perro socializado, es un perro seguro de sí mismo y de su entorno. Es tu responsabilidad hacer que conozca el entorno en el que se desenvolverá, y desensibilizarlo ante los ruidos, coches, personas y perros. Conocer el mundo juntos, y que tú seas su guía en este menester, hará que tu perro confíe en ti y se sienta seguro a tu lado.

En resumen, como en cualquier relación interpersonal, debe primar la confianza, la comunicación y el respeto mutuo.

Falsos Mitos Perrunos

1 octubre, 2014 | funkypetmagazine
Confundir la forma que tiene de comunicarse nuestro perro con nosotros es algo muy habitual. Tanto es así que muchos errores en nuestras “conversaciones perrunas” se han convertido en mitos de los cuales no logramos desvincularnos hasta que alguien nos los explica y logramos entenderlos.

Para conseguir una excelente comunicación con otros seres (ya sean humanos o no), los perros utilizan las conocidas como señales de calma. Ellos siempre van a evitar problemas y/o conflictos, por lo que estas señales les sirven para calmar a la otra parte e incluso a ellos mismos.
La falta de conocimiento de esta forma de comunicación hace que muchas veces se creen mitos que empeoran nuestra convivencia.

1. El bostezo y el cansancio son un gran mito en el mundo canino. ¿Os habéis fijado como cuando entra un desconocido en casa o sucede algo inesperado nuestro perro bosteza? La mayoría de la gente piensa que el animal está cansado y tiene sueño, pero en realidad el perro nos está mostrando una de las señales de calma más habituales. El perro nos está indicando que esa situación o persona nueva le produce estrés. El bostezo consigue rebajar su presión arterial por lo que es capaz de liberar esa tensión. Es muy habitual ver bostezar a los perros en las consultas veterinarias. Estos bostezos suelen ser más repetitivos. Olvidaos de pensar que el pobre está cansado del trayecto: los nervios le están haciendo pasar un mal momento y nos lo está indicando.

2. Qué alegría nos da ver cuando llegamos a casa de un amigo y su perrito (al que apenas conocemos) nos da la patita ¿verdad? El perro nos está mostrando otra señal de calma para indicarnos que no quiere ningún tipo de conflicto.
Esta acción es muy distinta a la de pedir que nos dé la patita un perrito que ha sido educado para ello, pero hasta ese perrito educado realizará esa señal de manera espontánea cuando esté incómodo por algo.

3.Comer hierba es otra forma que tienen los perros de comunicarnos algo más de lo que muchas veces pensamos. Es verdad que esto es muchas veces así: comen hierba para aliviar dolencias gastrointestinales pero no es la única causa.
El mito de “come hierba para purgarse” se ha ido cayendo poco a poco cuando nos hemos ido dando cuenta de que esa acción también indica aburrimiento o estrés.
Muchos perros, cuando salen a la calle, empiezan a comer hierba de manera compulsiva, ¿qué solemos hacer nosotros? Prestarles esa atención que, en realidad, nos están reclamando.
La falta de estimulación mental hace que nuestro perro realice acciones para pedirnos atención y comer hierba es una de ellas. Los perros que no salen mucho, por no decir casi nada, y cuando lo hacen se lanzan como locos a comer hierba, nos están indicando que sus niveles de estrés son muy elevados.

4. Las señales de calma que os hemos explicado, siempre o casi siempre, van acompañadas de otras, como por ejemplo, lamerse el hocico, girar la cabeza, etc.

Por Nuria Sánchez-Escribano
info@donacan.com

SOY DE LA MANADA: La magia de pasear en manada

5 agosto, 2014 | funkypetmagazine

Pasear en manada produce efectos muy beneficiosos en los perros y en
sus humanos. Se vive la socialización en estado puro y descubres en tu perro facetas sociales que desconocías.
Término que refiere al conjunto de animales compuesto por una misma especie (salvajes o domesticados) que generalmente acostumbran a desplazarse unidos.

Todos los perros “caseros” tendrían que tener la oportunidad de pasear en Manada al menos una vez en la vida, pues sus expresiones cambian completamente, se sincronizan con sus orígenes y con las costumbres de sus antepasados.

Algo mágico pasa en manada… la autoestima del perro se eleva, y es que por fin puede sentirse perro entre perros. Sabiendo todo esto, me puse en marcha, y
en el lugar dónde vivo, coloqué carteles para que la gente no paseara sola, y paseáramos todos en manada. Con la ayuda inestimable de mi mujer, nos pusimos a trabajar en el proyecto de guiar a una gran manada de perros por la montaña, y a su vez, ayudar a los humanos a conectarse con la esencia del perro entre más perros.

El resultado fue maravilloso y hoy en día, disfrutamos quincenalmente de estos paseos, a los que acude un gran número de gente que, en muchos casos, ha mejorado la relación con su perro y la confianza entre ambos y con los demás perros.

Pero ¿cuál es la definición exacta de manada? Se trata del término que refiere al conjunto de animales compuesto por una misma especie (salvajes o domesticados) que generalmente acostumbran a desplazarse unidos.

La manada es especialmente beneficiosa para aquellos perros inseguros o que se han “desconectado” de su “esencia” de perro. Al estar con muchos más animales de su propia especie, se produce el “efecto manada”, también conocido como “efecto de arrastre”, “bandwagon effect” o “efecto de la moda”. Es la tendencia
a aceptar como válidos los razonamientos o las ideas de la mayoría sin analizar si son correctas desde un punto de vista propio, donde los perros seguros y equilibrados llevan la iniciativa, y el resto se deja llevar.

Beneficios de pasear en manada para los perros:

– Se identifican con un gran grupo de su misma especie.
– Aumenta su seguridad y autoestima.
– La energía se contagia y entran en un estado de calma y equilibrio.
– Se juntan en grupos naturales, por energías, y desarrollan relaciones sociales fuertes.
-Los perros están especialmente alegres.

Beneficios de pasear en manada para los humanos:

– Aumenta la confianza con el propio perro y con la relación del perro con los demás.
-Se estrechan vínculos con el perro.
-Te unes con gente con tus mismos intereses y compartes experiencias.
-El humano vive la sensación de la manada.

Os invitamos a uniros a la manada en:
www.facebook.com/soydelamanada

THE NAY’S RULES

15 julio, 2014 | funkypetmagazine

Cada vez hay más personas que deciden tener más de un perro. Tiene muchas ventajas, entre ellas, que el perro que ya está en casa esté acompañado y pueda relacionarse y jugar habitualmente con otro de su especie. Pero ¡ojo! Porque el momento de las presentaciones y los primeros días de convivencia son muy importantes para que establezcan una buena relación desde el principio.

Cooper es un perro feliz… noble, grande y hermoso. Diana y Quim, sus humanos, lo adoran, y lo han criado y socializado para que sea un perro excelente, que puede ir a cualquier parte sin ser una molestia. Al ser tan amado, sus humanos pensaron que sería una buena idea que tuviera compañía los ratos que tiene que pasar solo
en casa… Y entonces llegó ella…

Cooper era el rey de la casa, tenía sus espacios y su rutina bien aprendida.
Diana y Quim escogieron a Bella como compañera para Cooper, los presentaron antes de decidirse y parecía que todo iba a ir bien. Pero cuando Cooper vio que la nueva inquilina subía también al coche para regresar a casa con ellos, la cosa empezó a cambiar… Cooper empezó a mostrarse apático y no se relacionaba con Bella, ante la atónita mirada de sus humanos, que se sentían a la par tristes y culpables. Cooper la evitaba, y se veía confundido. No sabía si ponerse en su cama o en la de ella, y le incomodaba la cercanía y la energía de la cachorra.

Los Doberman, en contra de lo que pueda pensar la gente que desconoce esta raza, son perros muy nobles, con una alta capacidad para el aprendizaje. La publicidad y el cine hicieron una mala propaganda de esta fabulosa raza, tachándolos de asesinos. Corrieron leyendas sin fundamento alguno que decían que al llegar a la edad adulta les crece el cerebro, pierden el olfato y atacan a los dueños.
Es una estupidez. Cualquier perro puede mostrar agresividad y hay razas más propensas que otras por tener un temperamento más fuerte, pero, siempre , y repito, siempre, la conducta del perro dependerá de la educación que le haya dado el humano, con lo que éste será el responsable directo del perro que tenga. Como veis, Cooper y Bella conviven con una bebé a la que protegen y adoran.

Cooper vivía su vida tranquilo hasta que apareció ella… Un torbellino de energía que irrumpió con fuerza en su vida, descolocándolo hasta el punto de parecer triste… hay perros que necesitan un periodo de adaptación cuando se incluye a un nuevo miembro, se muestran tristes y descolocados, pero haciendo correctamente las presentaciones y estableciendo normas al nuevo miembro desde el principio, ayudaremos a agilizar el proceso.

1. El primer paso, antes de adquirir al nuevo miembro, será establecer dos espacios en casa. El perro “antiguo” no debería sentir que hay una “invasión” de sus cosas, pues podría desencadenar reacciones que no queremos, ya sean
agresivas o apáticas, incluso se han dado algunos casos de depresión. Es recomendable controlar al nuevo miembro al comienzo, sobretodo si es cachorro, y enseñarle desde un principio cuales son las normas y los límites en casa.

2. Para hacer las presentaciones escogeremos un lugar neutro. Es decir, un parque nuevo, la playa, o un espacio donde ninguno de los miembros se sienta especialmente dominante. Lo ideal es que haya dos humanos, uno con cada perro para controlar las reacciones.

3. Primero se empieza paseando con los perros por separado, y cuando estos ya están concentrados en el paseo, nos colocaremos al lado y caminaremos con los dos perros, formando una manada. Dejaremos que se huelan y que caminen juntos con la correa, así controlaremos reacciones inesperadas. Si todo va bien, los soltaremos, será hora de ver como se interrelacionan sin la influencia de la correa.

4. Podemos utilizar el juego como método de socialización; también mediante el juego, podremos corregir los comportamientos no deseados, como la dominancia. Es fundamental que nosotros establezcamos las normas del juego para que ambos perros se sientan a gusto, tanto el “antiguo” (no deberíamos permitir que al principio se sienta frustrado o atacado) y al “nuevo” (no deberíamos permitir que el perro “antiguo” lo domine en exceso).

5. Que se adapten el uno al otro necesita un proceso, que varía dependiendo de algunos factores, como la energía de ambos, la edad, el nivel de socialización de cada individuo y las costumbres previas que haya adquirido este. Aún así, con constancia, paseos conjuntos y educación, los perros no tardarán en hacerse inseparables.

Falsos Mitos

8 julio, 2014 | funkypetmagazine
¿Realidad o mito? Muchas veces los que nos dedicamos a este mundillo de manera profesional nos encontramos con afirmaciones que nos preguntamos cómo pueden estar “vivas” en nuestros días. El paso de tiempo y los avances de la ciencia van cambiando nuestra mentalidad, pero ciertos mitos caninos perduran con los años, lo que hace que algunas personas hagan verdaderas barbaridades con sus perros.

1. Un claro ejemplo es ese “simpático” mito que asegura que un perro gordito es un perro sano.
Al igual que sucede con nosotros, un perro con exceso de peso puede tener muchos problemas de corazón, en las articulaciones, etc. El sobrepeso no indica salud. A este mito podemos unir el de comer huesos. Los huesos no son una buena alimentación para nuestros perros. Les pueden gustar por el olor a carne que desprenden o por convertirse en un juguete para morder y entretenerse que les dura bastante tiempo, pero no son la dieta perfecta porque muchas veces suponen un verdadero peligro: atragantamientos o astillas (en caso de huesos pequeños o cocidos)

2. Si pensamos en las perras, uno de los grandes mitos que existen sobre ellas y que se escucha a diario es el que dice que necesitan ser madres, al menos, una vez en su vida. Las hembras no tienen mejor calidad de vida ni mejoran su carácter solo por el hecho de tener una camada. Otro mito relacionado con las perras es el del embarazo psicológico.
Este trastorno surge en las hembras por un problema fisiológico y no psicológico como muchos piensan. Se produce por un trastorno ovárico relacionado con los lúteos. Estos cuerpos mantienen la producción de progesterona durante semanas y semanas, lo que hace que la perra tenga claros síntomas de estar preñada como, por ejemplo, seguir produciendo leche.

3. Respecto a los PPP (Perros Potencialmente Peligrosos), los mitos son muchos y muy variados. Uno de ellos es el que afirma que los PitBull son agresivos por naturaleza. Es la naturaleza humana lo que les convierte en perros más o menos agresivos. Está claro que este tipo de perros, por su fuerza física y forma de la boca, cuando realizan un ataque, este es mucho más severo que el que puede realizar otro perro del mismo tamaño.

4. La visión de los perros es otro tema que puede crear mucha incertidumbre. ¿Ven en blanco y negro como muchos aseguran? No es que vean en blanco y negro exactamente. Tienen una amplia gama cromática de grises pero distinguen, por ejemplo, el color azul. En este campo de la visión, también nos encontramos con las cataratas y el dulce.
Uno de los problemas que padecen los perros con diabetes es la ceguera. No obstante, dicha diabetes se produce por problemas metabólicos del animal, no por los dulces en sí, pero con esto no queremos decir que debamos darles dulces.

5. “¡Sabe perfectamente lo que ha hecho! Mira cómo me está mirando…” ¿Cuántas veces hemos dicho eso cuando hemos llegado a casa y el perro ha hecho algo malo? En realidad él te está mirando así por tu comportamiento agresivo o chillón. Si ha hecho algo malo y no le hemos visto, no nos sirve de nada castigarle o regañarle, el perro no se acuerda y lo único que hacemos es dañar su confianza en nosotros.

Escrito por Nuria Sánchez- Escribano de DonaCan