Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Funkypet Magazine | December 14, 2018

Scroll to top

Top

No Comments

The Nay’s Rules: Tango y Noah, la confianza y el vínculo

The Nay’s Rules: Tango y Noah, la confianza y el vínculo

“Establecer un vínculo de confianza es prácticamente tan importante como poner normas y límites. Un perro que establece un vínculo afectivo con el humano, basado en el respeto y la confianza, es mucho más fácil de llevar y educar”

Los perros son una especie gregaria que, en sus orígenes (o en libertad), vivirían en manada con sus otros congéneres, creandoentre ellos un orden jerárquico.
Al convivir con los humanos, esta jerarquía muchas veces no está bien definida, ya que, por desconocimiento sobre la etología de los canes, no siempre se sabe establecer una relación sana y equilibrada.
Sea como fuere, lo que está claro es que para ganarnos la confianza y el respeto de nuestros amigos peludos, es muy importante ser humanos seguros, firmes y justos.

Decidir compartir la vida con un perro conlleva más compromiso del que pueda parecer a primera vista. Es nuestra responsabilidad proveerle de todo aquello que necesite para tener una vida equilibrada y sana, y no me refiero solo a la comida y a un techo. Un perro necesita hacer cosas de perro, y necesita crear un vínculo con quien vaya a tratar con él, la confianza es muy importante para que el perro acuda a tu llamada cuando no va atado, para que siga tus órdenes, para establecer una armonía entre ambos… y, por lo tanto, que el perro pueda disfrutar de una vida feliz en una sociedad de humanos.

Por desgracia hay perros que han tenido que vivir el infierno de la indiferencia… incluso del maltrato. A estos perros se les ha negado el vínculo, la confianza, y no han tenido un referente, un líder seguro y justo, que les haya guiado en su comportamiento y socialización.

Conocimos a Noa y a Tango, dos Gran Danés, tan grandes como nobles, que son un maravilloso ejemplo de cómo a través del vínculo y la confianza se puede rehabilitar un perro.

Noa y Tango tienen historias diferentes, sin embargo convergen en un mismo punto: fueron adoptados por humanos que tuvieron la capacidad de crear un vínculo afectivo con ellos y devolverles, sobretodo en el caso de Tango, la confianza en las personas y en el entorno.
Para rehabilitar un perro con miedo que ha sido víctima del maltrato o de la indiferencia, deberemos trabajar el vínculo y la confianza, y posteriormente, podremos guiarles para que confíen en el entorno y en las demás personas. Las mismas recomendaciones son aplicables a cualquier relación humano-perro que busque una relación armoniosa y equilibrada.

Aquí van algunos consejos:

1. DALE SU ESPACIO
Los perros que tienen miedo necesitan procesar lentamente que algo cambia en el entorno. Debemos darles su tiempo y espacio para que procesen que la situación ha cambiado, que se
acostumbren a nuevos espacios, nuevos olores, nuevas voces. Respetando su espacio, así como su descanso, también creamos vínculo.

2. MASAJÉALO
Es muy recomendable tener unos minutos al día para dedicarlos a masajear al perro. Esta forma de contacto físico, agradable y tranquilo, nos permitirá que el perro se acostumbre a que se le toquen todas las partes del cuerpo, patas, lomo, cabeza, barriga, orejas, etc. y que no reaccione mal ante el contacto físico, lo cual será de gran ayuda a la hora de llevarlo a la peluquería o de asearlo nosotros mismos. Además, creará un vínculo de confianza entre vosotros. Saber llevar a nuestro perro a la calma es una gran herramienta para la convivencia entre ambos

3. ESTABLECE TUS LÍMITES PERSONALES
Enséñale cómo eres, lo que te gusta y lo que no, sólo así, como en cualquier amistad, él podrá saber cómo tú te sientes bien. De las misma manera, tómate tu tiempo para conocerle, cada perro tiene su propia personalidad, así tú también podrás respetarlo y conocer sus habilidades y gustos.

4.PRÉMIALO
Enséñale trucos, a jugar con la pelota, a sentarse, quedarse quieto, etc.. y prémiale por ello. Todo esto serán herramientas para tu convivencia con él. Establecer el vínculo a través del juego es muy efectivo.

5.SOCIALÍZALO
Un perro socializado, es un perro seguro de sí mismo y de su entorno. Es tu responsabilidad hacer que conozca el entorno en el que se desenvolverá, y desensibilizarlo ante los ruidos, coches, personas y perros. Conocer el mundo juntos, y que tú seas su guía en este menester, hará que tu perro confíe en ti y se sienta seguro a tu lado.

En resumen, como en cualquier relación interpersonal, debe primar la confianza, la comunicación y el respeto mutuo.

Submit a Comment